En las Noticias

Dos años de implementación de Educación Ética en la Escuela Diego Abad de Cepeda en ...

En Febrero del 2011 GNRC-Ecuador, entregó un taller de capacitación en el uso de Aprender a Vivir Juntos (AVJ) a  maestros y estudiantes de la escuela Diego Abad de Cepeda; este taller creo las bases para implementar el programa de Educación Ética en esta escuela,  que atiende a niños y niñas de familias empobrecidas. Junto con capacitar a maestros y otros agentes pastorales para trabajar en valores, el objetivo último del taller fue Prevenir la violencia familiar, la violencia en la escuela, y promover una mejor integración y rendimiento escolar entre los estudiantes de DAC, afirmando su derecho a una educación integral. Después de dos años la GNRC sigue apoyando el trabajo de Educación Ética en esta escuela.

La colaboración de la GNRC con DAC fue iniciada por preocupación de los mismos maestros, que evidenciaron que el bajo rendimiento escolar de un grupo significativo de alumnos estaba relacionado con condiciones adversas en sus familias. Más tarde la consulta sobre pobreza realizada con 31 estudiantes, dio luces sobre los diferentes tipos de violencia y carencias que en la cotidianidad experimentan estos niños y niñas: desempleo y sub-empleo de sus padres, hacinamiento en sus viviendas, insatisfacción de sus necesidades básicas en alimentación, vestido y cuidados de salud;  así como maltrato, violencia en las relaciones familiares, alcoholismo, y desintegración familiar. Al mismo tiempo la consulta mostró que estos niños y niñas desean romper con el círculo de la pobreza, quisieran ser profesionales y  lograr mejores condiciones de vida para ellos mismos y sus familias.
La implementación de AVJ fue asumida por los mismos maestros y  el psicólogo del plantel, Jorge Baraja, con la coordinación desde la escuela del maestro Yuri Robalino, y desde la GNRC de Rita Simon. Los módulos y quioscos sugeridos por AVJ fueron trabajados con los estudiantes a través de una serie de talleres dentro de  los horarios escolares en las aulas de clase, y también en jornadas más extensas fuera de la escuela. El desarrollo e implementación del programa de EE en DAC mostró la necesidad de capacitación y talleres en temas coadyuvantes a los módulos del Manual, para lo cual se amplió la capacitación a los maestros en el área de educación a la sexualidad, y se trabajo con alumnos temas no contemplado en el Manual.

Aquí resumimos el trabajo hasta comienzos del 2013:
Talleres sobre sexualidad a maestros: en abril-mayo del 2012, y  compaginando con requerimientos del Ministerio de Educación a nivel nacional, la psicóloga María Eugenia Rosero entregó 3 talleres a 30 maestros de DAC para proveerles de herramientas adecuadas en la educación de los estudiantes sobre sexualidad. Los talleres abordaron la reflexión sobre valores como  el respeto, la responsabilidad,  así como las relaciones de género, las relaciones familiares y de pareja, la normativa legal, el cambio de status de la mujer en la sociedad, los patrones culturales con sus mitos y tabúes. Los maestros revisaron sus propios conocimientos y perspectivas personales en el tema, y  tomaron el compromiso de trabajar con los estudiantes el tema de la sexualidad, dentro de un enfoque ético y dirigido a la prevención.

Consulta y talleres de liderazgo a estudiantes: una consulta de sondeo con 28 estudiantes representantes de diferentes cursos sobre temas que quisieran abordar dentro del programa de EE, indicó que los estudiantes sentían la necesidad de capacitarse en liderazgo.  Esto dio paso a dos talleres sobre valores y liderazgo con miembros del Consejo Estudiantil a cargo de la psicóloga María Eugenia Rosero.

Trabajo con niños con problemas de aprendizaje: con el apoyo de la psicóloga Margarita Ayala,  se dio especial atención a un grupo de 70 niños y niñas con problemas de conducta y aprendizaje. Estos niños no habían logrado alcanzar los niveles mínimos de lectura y escritura para su edad. Con ellos  se trabajo técnicas de neuropsicología cognitiva y digito presura, para ayudarles con sus problemas de atención, concentración y memoria, así como aspectos relacionados con autoestima. El proceso llevo a estos estudiantes a percibirse con capacidades y a auto-valorarse;  los efectos en aula de clase indicaron un avance en su capacidad de concentración y una disminución de su agresividad.
En el 2013, a solicitud del director de DAC, Ramiro Cabezas, se decide profundizar y ampliar la capacitación en AVJ a todos los maestros de sexto a decimo años, y con ellos ampliar el trabajo en valores a unos 350 estudiantes entre 11 y 14 años de edad. Con este fin se solicitó la tarea de monitorear el trabajo con los maestros a Monica Bernal, terapeuta familiar con amplia experiencia en la capacitación de AVJ, quien comenzó con un taller de revisión y planificación,  que resume  como sigue:

Taller de Revisión del Manual Aprendiendo a Vivir Juntos  y planificación de su implementación en la Escuela Diego Abad Cepeda
Doce maestros de la Escuela Diego Abad Cepeda –incluyendo su director y psicólogo- se reunieron el 26 de Marzo de este año para revisar el Manuel Aprendiendo a Vivir Juntos para implementarlo en forma regular con sus estudiantes. Para los niños de 10 y 11 años los maestros planificaron ‘una hora clase’ durante la semana para explorar los temas del primer módulo, profundizando en el diario vivir en los dos valores: Respeto y Empatía  con el objetivo de reforzar la comprensión de sí mismos y de los compañeros de clase. Escogieron dos temas para iniciar el trabajo “Reconocerse a uno mismo en relación con los demás” y “¿Podemos llevarnos Bien?”.  El grupo de maestros de los grados superiores, que tienen a estudiantes de 12, 13 y 14 años, planificaron tener un día completo mensualmente para continuar trabajando los temas de cada uno de los Kioscos, que ya lo han hecho

Los maestros que tuvieron el primer acercamiento al manual durante este taller, y exploraron el módulo 1, manifestaron su satisfacción de poder compartir entre ellos y conocerse mejor en un ambiente de respeto. Al realizar el ejercicio del “árbol de mi vida” se dieron cuenta que tenían aspectos en común que les ayuda a ser más amigos y comprenderse mejor; manifestaron lo agradable que fue escuchar diferentes puntos de vista en una atmósfera de aceptación y sin crítica. Dijeron también que después de la jornada de trabajo se ratificó la importancia de trabajar “la parte humana” de sus estudiantes, reconocieron que el cambio de actitud del maestro en la manera de ver a sus estudiantes, hace la diferencia en el impacto de su labor.  


El grupo de maestros de grados superiores que ya estaban aplicando el manual compartieron sus aprendizajes:

  • La importancia de dar el tiempo suficiente para trabajar los temas de los quioscos, ya que esto facilita que los/las jóvenes puedan abrirse y expresar su sentir.
  • Tener un facilitador para cada 10 estudiantes cuando realizan las jornadas de un día, para promover el ambiente de confianza y facilitar la participación universal.
  •  Comentaron el impacto que la técnica del uso de las dramatizaciones para trabajar con estudiantes, ya que esto ha promovido que ellos se apropien de la situación y con iniciativa improvisen y propongan soluciones a los problemas que los aquejan.
  • Comentaron que el tópico más duro para trabajar ha sido el de la “reconciliación” ya que removió asuntos tristes de los niños y niñas. Sin embargo al final estaban contentos con los resultados, ya que el mismo hecho de abrirse a los demás les ayuda a sanar sus dolores.
  • Por un impase en la comunicación lamentablemente dejaron de realizar los talleres desde el mes de diciembre y los estudiantes preguntan cada vez cuando lo van a retomar. Planificaron para reiniciar nuevamente los talleres.


Informe del Taller de Revisión por Monica Bernal
Informe General por Mercedes Román.