Transformando Vidas Frente a la COVID-19: Mi Experiencia

La pandemia de COVID-19 ha estado entre nosotros por casi medio año, trayendo consigo muchos desafíos que han afectado y cambiado comunidades y vidas en todo el mundo. Las crisis sociales y económicas inducidas por la COVID-19 son profundas y duraderas. Las restricciones establecidas a causa de la pandemia están haciendo estragos en la bolsa de valores y los comercios locales. Todos estos cambios drásticos tienen un efecto en la vida política y los sistemas de un país. El acceso a los servicios del gobierno y los servicios básicos también es difícil. Las actividades de la vida diaria también han sido obstaculizadas.

La libertad para transitar se está convirtiendo en un mito. Para los jóvenes, las prohibiciones de viaje, el distanciamiento social, la prohibición para juntarse en público y los confinamientos han tenido implicaciones económicas y sociales. La violencia podría aumentar potencialmente, especialmente en países subdesarrollados. Las fuentes de ingreso se están cerrando, y los precios de los productos básicos se están disparando, especialmente los de la comida y los medicamentos. En Tanzania, por ejemplo, el precio del azúcar subió drásticamente en medio de la crisis de COVID-19. Puede que lo poco que las personas hayan podido ahorrar a lo largo de varios años no sea suficiente para sobrevivir si la pandemia se prolonga. Con los países protegiéndose a sí mismos contra la pandemia y las élites del mundo y los negocios adoptando la tecnología en línea, temo que los cibercrímenes también aumentarán.

Vivimos en tiempos de miedo y precaución, tiempos en los que hay miedo de que la pandemia se disemine y en los que todos tememos trasladarnos de un lugar a otro. Hay miedo de que las instalaciones médicas no estén adecuadas y que no haya una cura para el virus.

La situación es aun peor para los grupos vulnerables, incluidos los jóvenes y niños. Están exponencialmente expuestos a más oportunidades de abuso y violencia, incluidas la violencia doméstica y la explotación en línea.

BlogFredrick ShijaMay 2020 1Nuestro enfoque en prevenir los problemas subyacentes como el extremismo violento, la pobreza y la construcción de la paz se ha visto superado para poder atender la actual crisis mundial de COVID-19. Como persona joven y activa en estos tiempos difíciles, mi respuesta a la COVID-19 está enfocada en crear conciencia en mi sociedad por medio del uso de las redes sociales. De forma similar, como Persona Embajadora de los ODS y Activista por la Paz y el Cambio Climático, escribo artículos y diseño posters para las redes sociales con el fin de esparcir y compartir información específicamente sobre la pandemia y cómo el virus ha afectado a los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) y amenaza el progreso, la paz y la seguridad.

Sin embargo, para hacerle frente a la pandemia, debemos unir nuestros esfuerzos para someter al virus. Como estudiantes de la paz y la resolución de conflictos, tenemos el deber de cumplir con las reglamentaciones establecidas por nuestros gobiernos y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Creo que si estamos juntos en esto, podremos superar esta crisis.

 

By: Fredrick Shija, GNRC–Tanzania