Los miembros 2020

Ikran

16 años
Kenya

Me llamo Ikran, vivo con mis padres y mis 8 hermanos: 4 hermanas y 4 hermanos. Vivo en la parte noreste de Kenia. Es un asentamiento rural con pocos avances tecnológicos.

Soy conversadora y me llevo bien con la gente. Creo que soy el tipo de persona con la que no te aburrirías. Hago amigos fácilmente y nunca me verías sentada en una función. Siempre trato, al menos, de hablar con todos.

Me encanta viajar, hacer actividades al aire libre y salir con amigos, ir a lugares nuevos y probar cosas nuevas. Me encanta ver blogs de viajes en mi teléfono con la esperanza de poder crear el mío algún día. También amo a los niños, tanto que cada vez que tengo la oportunidad de visitar la casa de un niño me siento muy bien. También leo novelas en mi tiempo libre y mi autor favorito de todos los tiempos es Paulo Coelho.

Mi madre siempre me ha apoyado. Creo que ella siempre quiere lo mejor para mí. Ella es mi mentora, mi asesora. Ella es la razón principal por la que me ha ido bien no solo en mi educación secundaria sino también en mi educación primaria. Podría describirla como la mujer más fuerte del mundo porque criar nueve hijos nunca es una broma.

Terminé mi educación secundaria el año pasado y estoy más que dispuesta a estudiar en la universidad, con suerte, si mis padres pueden recaudar la enorme cantidad de dinero requerida para mi transición universitaria.

Sobre mis sueños: tengo el sueño de ir a Yale. Este siempre ha sido nuestro objetivo principal junto con mi amiga de la secundaria Grace. Ella está a un paso de lograr nuestro sueño porque su madre vive en Maryland en los Estados Unidos. Todavía mantengo viva mi esperanza de que algún día pueda ir a Yale y estudiar con mi compañera de metas en la escuela secundaria. Ese es uno de los sueños más aterradores que tengo porque a veces siento que tengo 0% de posibilidades, pero mi madre me ha enseñado a mantenerme siempre positiva y esperanzada para que todo sea posible. Es mi oración que algún día esto sea una realidad.

En 2017, me uní a Silver Lining Kenya, una organización comunitaria que es miembro de la GNRC y lucha contra la MGF. Después de ser entrenada y sensibilizada, fui elegida como una de las embajadoras para capacitar a otras niñas en mi comunidad.