Hay esperanza más allá del COVID-19

Estamos conmemorando este año el Día Internacional de la Paz en medio de una feroz pandemia mundial que continua expandiéndose. El COVID-19 ha afectado la educación de 1,5 billones de niños, ha obligado a 86 millones a la mendicidad y al trabajo infantil, y para el final del 2020 habrá llevado a 117 millones de niños más a la pobreza.

Si bien 1 billón de niños estaban experimentando algún tipo de violencia antes de la llegada del COVID-19, hoy en día muchos más niños están expuestos a más violencia, entre las que se incluyen el abuso sexual y la explotación, la cual se ha mudado principalmente al ámbito virtual. Muchos otros están siendo forzados a formar parte del extremismo violento y de grupos delictivos. El estrés aunado a la presión económica en los padres y representantes es enorme. Lo cual ha llevado a un incremento en la violencia física y psicológica contra los niños.

El tema de este año para el Día Internacional de la Paz “Forjando la Paz Juntos” nos está movilizando para compartir compasión, bondad y esperanza en medio de esta pandemia. La Red Global de Religiones a Favor de la Niñez (GNRC por sus siglas en inglés) ha estado a la vanguardia en lo referente a la movilización de los líderes de fe y las comunidades para poner a los niños como el foco de las acciones que hacen frente a la pandemia.

Alrededor del mundo, los miembros de la GNRC han liderado el proceso de concientización sobre el COVID-19, compartiendo sus conocimientos e información y brindando apoyo material, espiritual, emocional y psicológico a los niños y las comunidades más vulnerables.

Hoy en este día de paz, rendimos homenaje a los miles de miembros de la GNRC que han trabajado para garantizar la participación significativa de los niños para abordar los problemas que los afectan durante la pandemia.

Celebramos 20 años de servicio en pro de los niños y continuaremos movilizando a los líderes de fe, a las comunidades y asociados a tomar acción para lograr un mundo mejor, lleno de paz y justo para los niños.

Por: Dr. Mustafa Y. Ali,
Secretario General de La Red Global de Religiones a favor de la Niñez (GNRC)